Soul: Las diferentes capas de la muerte.

Soul: Las diferentes capas de la muerte 

La última película de Disney/Pixar del 2020, expone en diferentes tonos y aristas, un tema que naturalizamos constantemente durante este tiempo, la muerte. 

Por Facundo Tapia (@_facundotapia)

Soul cuenta la historia de Joe Gardner, un profesor de música que sueña con tener en algún momento su oportunidad para subsistir, y ser reconocido por su música. Un día, al ser elegido para acompañar a una famosa cantante de jazz y poder cumplir su sueño, tiene un accidente y muere. Como alma que no puede aceptar su propia muerte, intenta volver a su cuerpo con la ayuda de “22”, un alma prehistórica del “Gran antes” que se niega a vivir.

Tragicómica por momentos, Soul habla sobre impulsos y logros, sobre el camino que recorre una persona a lo largo de su vida, y cómo lo terrenal y espiritual pueden están constantemente conectados en nuestra cotidianidad. 

El film juega constantemente entre escena y escena, desde lo macro a lo micro, con el mensaje que originalmente se busca al hablar con la muerte, el deseo. Y esta representación se ve en cada momento en que Joe y 22 avanzan en sus propias búsquedas, alimentándose mutuamente del otro, en conceptos fuertes, como la escena del poder que tiene “La silla” del barbero del barrio, como elemento empoderador de sus propias decisiones, hasta la importancia que tiene el personaje de Connie, la estudiante de música de Joe, quién les permite ver en tercera persona a los protagonistas, el concepto de “la chispa”, tan importante para la trama. 

La película marca un mensaje constante a lo largo de toda la historia, la vida no es un punto a donde hay que llegar para ganar un juego, sino una serie de circunstancias, buenas y malas, que construyen el todo, y al tener en claro esto, es donde más se aprecia el desarrollo del argumento que Joe y 22 viven de manera inversa. Para poder apreciar la vida, a veces es necesaria cierta distancia y entender lo que nos pasa día a día para comprender lo que vivimos, como es el caso de Joe al escuchar su vida en una simple conversación de peluquería, o ir a lo más físico y experimentar cada sensación cotidiana como la primera vez, para entender cuál es el objetivo de vivir, como le sucede a 22 probando por primera vez la pizza. 

Un debate abierto en Soul, es cómo se representa a la comunidad afroamericana en el film, tal y como sucede negativamente en otras películas animadas de Disney, en donde si el personaje pertenece a esta comunidad (o una minoría), es personificado en gran parte de la historia, por un elemento fantástico o sobrenatural, en lugar de una persona con su propio cuerpo, como sucede en el film “La princesa y el sapo”, primera película sobre una princesa afro descendiente.

Soul no es precisamente la excepción a esta regla. Si bien hay una clara intensión de querer mostrarse un poco más inclusivos, y el personaje humano de Joe aparece en pantalla en mayor medida que en su elemento sobrenatural, la película pareciera ser más una intencionalidad evidente en querer mostrar apertura, en lugar de que se permita la posibilidad de que estas historias sean realizadas e ideadas por dichas comunidades. Sobre todo al tener en cuenta, que el hecho de que el protagonista sea afroamericano, es solo una consecuencia para que se pueda incluir al jazz, como motor argumental de los personajes y la búsqueda espiritual que tienen. 

 

Soul  junto a “Inside out” y “Wall-e”, es la tercera película del guionista Pete Docter, que muestra con claridad la intención de marcar un tema trascendental de manera “masticada” y no tanto, el “público evidente” parece no existir en este tipo de historias donde se puede hablar de la soledad, la mente y madurez, o la muerte misma, y cada público va a decodificar su propio mensaje, más aún si se trata de animaciones ultrarrealistas, hechas por quién, Lisa Simpson define perfectamente a los y las realizadores de Pixar, como los “Rembrandt de nuestra generación”. 

Recomendación 50mm cine

Si te gustó Soul y queres ver algo más sobre el tema, podes seguir con la serie “The good place”. 

Cuatro personas de diferentes personalidades y culturas mueren y son recibidas en el “good place” del más allá, pero una de ellas sabe que es un error y fracasó en la visión de “ganarse el cielo”. Tendrá que cambiar su temperamento moralmente cuestionable, para que no la descubran y ser enviada al “bad place” por su acciones en vida. 

De Michael Schur, creador de The office, Parks and recreation, entro otras.