Pandemia y reflexiones.

Pandemia y reflexiones. 

El equipo de 50mm noticias y cultura, conversó con Rodrigo Loza, dirigente de la federación gráfica bonaerense. Reflexionamos sobre los efectos políticos del Covid-19,  las ideas que no fueron y lo que se viene de cara al futuro. 

Por 50mm noticias y cultura (@50mmnoticias). 

–  Respecto a este año transcurrido bajo pandemia y debates. Crees que se abordó en sus inicios desde una lógica romántica?.

En cierta forma es real que se trató a la pandemia del Covid 19 de manera romántica. Lo que considero es que a casi un año de comenzada, el sistema capitalista demostró, una vez más, su voracidad e incapacidad de dar respuestas al conjunto de la población mundial.

De la oportunidad hermosa que todavía tenemos los pueblos de construir un mundo nuevo más parecido a nuestros anhelos, divisamos que la economía tiende a concentrarse aún más. En el caso de las farmacéuticas como mascarón de proa no es diferente. Buscan hacer negocio con las esperanzas de las personas, anteponiendo sus intereses particulares a la universalidad de la vacuna.

No obstante esto, creo que lo que nos permitió y nos permite transcurrir esta etapa de la mejor forma posible, es la solidaridad que practicamos las y los trabajadores, acompañados por nuestras familias.

 

– Dentro del mosaico y posiciones que conforman el arco de miradas respecto al fenómeno del covi-19,  retumban las voces que, desde una supuesta claridad intelectual y actitud positiva, piden que no se “ideologice” la pandemia. ¿Es posible eso?. No contribuye realmente a hacerle “el juego a la derecha” abonando esa idea de restarle carácter político ideológico al esquema de abordaje de la situacion?. 

En principio hay que ser absolutamente claro y señalar que la vida misma está basada en gran parte por la política y la ideología (si no lo es en su totalidad). Nuestras decisiones y la de los demás también están impulsadas por esas concepciones.

Me parece que ante un mal que aqueja al mundo entero; donde se han producido millones de muertes y vemos que día a día cae el trabajo y la producción; debemos encontrar una salida de conjunto. No se puede utilizar desde el más ruin de los aspectos la pandemia para ganar un voto más o un voto menos.

Sin ir más lejos, en torno a la vacuna también se generó una disputa de tipo política ideológica. Desde su procedencia hasta su calidad, se fueron generando cantidad de especulaciones ignominiosas de orden político y no un análisis de orden sanitario.

Para finalizar no considero debamos hacer eje en lo que hace y de qué forma la derecha; sino más bien en cómo encaramos nosotros las determinaciones que debemos tomar para superar de la mejor manera posible esta etapa.

 

– ¿Cuáles son las tareas que a tu criterio  debemos llevar adelante como movimiento de trabajadorxs y como pueblo para superar los estragos de la pandemia , que llovido sobre mojado, se suman a los daños acumulados de la gestión del gobierno PRO? Y agregamos algo más. Tareas con perspectivas de resolver los problemas estructurales como ser la pobreza, el acceso a la vivienda , el desempleo, etc.  

Sin lugar a dudas esta pregunta es mucho más compleja que la simple respuesta que pueda dar, lo que estamos convencidos es que debemos darnos como clase trabajadora, como campo popular estos debates.

La tarea fundamental que tenemos no ha variado de la que venimos teniendo en nuestro país y en nuestra América Latina durante siglos: la construcción popular para crear poder, y la organización para generar conciencia. De esta forma podremos inexorablemente revertir todos los males que ha generado la última etapa neoliberal en nuestro país, y sortear de una vez por todas a favor del pueblo la disputa histórica con el enemigo de siempre: el poder real.

Situación compleja tenemos por delante ya que el imperialismo, ligado a las oligarquías autóctonas, van renovando su capacidad de daño. Hoy casi no necesitan recurrir a viejas recetas de dictaduras como las que conocimos en la década del 70; han profundizado sus métodos, ahora mal llamado “blando”, que se basa en la sociedad espuria entre los grandes medios concentrados de comunicación y sectores ligados al poder político y judicial, que han dado resultados muy efectivos a sus mezquinos intereses.

Ante una acción conjunta del poder concentrado internacional para avasallar a los pueblos, la respuesta debe ser también a nivel general. Por tanto no debe ser sólo una responsabilidad de nuestra clase trabajadora y de nuestro pueblo, más bien tiene que ser de las grandes mayorías populares de Nuestra América y el mundo que bregan por la autodeterminación, la integración y la solidaridad.  En definitiva, para que reine el amor y la Justicia Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *