Por una paritaria social y popular.

Por una paritaria social y popular. 

La paritaria social y popular es una herramienta integrada por más de 35 organizaciones a nivel nacional, algunas grandes, otras más pequeñas con mucha trayectoria que contribuyeron fuertemente a dejar atrás cuatro años de pandemia neoliberal, a aportar al frente de todos y sacar al macrismo de nuestro país y que durante este año fueron esenciales en el abordaje de la pandemia del coronavirus

Por Marina Joski (@marinajoski).

PH: @abrilxlirba

 

La paritaria es también una herramienta que construimos para poder interpelar, poder traccionar políticas públicas desde el gobierno nacional, desde los gobiernos provinciales, que puedan aportar a la soberanía, aportar al fortalecimiento del sector de la economía popular, aportar a la industrialización, a la construcción o al fortalecimiento de las redes de transporte, autogestivas, soberanas.

A interpelar políticas públicas que en general están traccionadas por los sectores más poderosos de la economía  y que nosotros tenemos una responsabilidad histórica de acompañar al gobierno con propuesta. Decimos que somos esenciales pero que no solamente somos esenciales como sector que produce riqueza no reconocida, somos esenciales para gestar políticas públicas que puedan reconstruir a la Argentina y ponerla de pie. A si que nos estamos dando a nivel local distintos lanzamientos, esta semana fue en Rosario, la semana pasada fue en Almirante Brown y hace unos días llevamos  adelante una marcha de más de 70 km desde Plaza Constitución hasta la gobernación,  para llevarle 10 propuestas al gobernador de la provincia. 

 

DIEZ MEDIDAS PARA PONER EN PIE LA PBA

Una vez más, cinco transnacionales y la mesa de enlace conspiran contra la mesa de los argentinos y argentinas.  El proceso inflacionario sin aumento de salarios evidencia la falsedad de los argumentos neoliberales.  Los humildes de la patria sabemos de la avaricia capitalista de los sectores concentrados y nos reconocemos con la fuerza necesaria para modificar las cosas.  El mercado como sostén del sistema no es la solución a nuestros problemas. Esa idea impuesta debe ser modificada en nuestras mentes y corazones y transformada por una real intervención del Estado en la planificación.  Desde los campos a sembrar hasta la limpieza de nuestros ríos pasando por la seguridad alimentaria y el laburo para nuestrxs jóvenes.  El mercado no ha resuelto nada y sólo trajo pobreza y exclusión. 

En este contexto de pandemia y con un esfuerzo histórico del Pueblo y el Gobierno de la Provincia saludamos la  campaña de vacunación y,  al   mismo tiempo, haremos entrega de 10 puntos que tienen por objetivo la reactivación  poniendo eje en la creación de puestos de trabajo. Hemos pensado mucho en la situación de la coyuntura, si expresar públicamente lo que falta, si “le hacemos el juego a la derecha” etc.

 

Lo cierto es que los pueblos deben caminar, la derecha y su poder están intactos, ya aprendimos del pasado que si no profundizamos los cambios estructurales ellos se  fortalecen.  La experiencia en países  de la región debe servirnos para cambiar, para mejorar la situación de lxs trabajadorxs, de la economía popular y del pueblo. Ese es el deber de los gobiernos y también de las organizaciones.  La agenda la deben construir los pueblos y si es marchando,  mucho mejor.

 

Generación de políticas públicas y programas de gobierno tendientes a:
  • Reactivar la producción para construir soberanía.
  • Reconstruir la red ferroviaria con control público sobre puertos y ríos. Soberanía es recuperar sectores estratégicos para el bien común.
  • Realización de obras públicas de agua, luz, saneamiento y conectividad en manos de las cooperativas. Como parte del plan de urbanización de los barrios populares.
  • Relevamiento y entrega de lotes con servicios. Tierra para vivir.
  • Creación de circuitos populares de comercialización. Impulso y fortalecimiento a las cooperativas de trabajo. Implementación de la Ley de Góndolas.
  • Creación de polos productivos en todas las ramas y tareas de cuidado: textil, construcción, reciclado, trabajo rural, cuidados y acciones comunitarias, educación popular, infraestructura.
  • Fomento de la pesca artesanal con infraestructura.
  • Tierra para trabajar y producir alimentos sanos, sustentables y baratos. Prohibir las fumigaciones. Repoblar el campo y los llamados “pueblos fantasma”.
  • Reconocimiento y fortalecimiento de espacios comunitarios de cuidados. 
  • Implementación del impuesto a las grandes fortunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *