Las series son servicio a la comunidad.

Las series son servicio a la comunidad.

No es ajeno para nadie que algo que pueda reanimar un día complicado, un contexto difícil o incluso terminar de cerrar un buen momento, es ver un capitulo de tu serie preferida, o esa película que viste muchas veces, y te sigue sorprendiendo como la primera vez.

Facundo Tapia (@_facundotapia)

El cine, como cualquier producto audiovisual, es un espacio de disfrute en sí, más allá del nivel de importancia que le de al contenido que vea, ya sea solo por diversión, compañía, o análisis de una determinada filmografía. 

Por eso, como consejo a un contexto complejo, y ante la necesidad de esa película que te distraiga un rato, o el momento que puede ser clave en el día a día de cualquier persona, ese “capítulo de la serie simplona que más disfruto, antes de irme a dormir” traigo una serie de recomendaciones que pueden ser no ser del gusto de todos y todas obviamente, pero que sin duda cumplen con su objetivo.

Crazy Ex girlfriend

Una serie que quizás para muchos, sea de esas historias que tenes que ver un par de capítulos para engancharte definitivamente. Cuenta la vida de Rebecca Bunch, una exitosa abogada que se encuentra en la calle a su novio de la adolescencia, Josh Chan, y en un impulso de salir de la inconformidad que le genera toda su vida, deja todo y se va a vivir a West Covina, el pueblo donde actualmente vive Josh. 

Crazy ex Girlfriend habla sobre la salud mental, y lo hace de una manera responsable y con fundamentos. Durante parte de la serie (especialmente la primera temporada) genera una incomodidad del espectador con el personaje de Rebecca, y nos pone en posición de justificar o lapidar las impulsivas decisiones que toma constantemente la protagonista, para después revelarnos que su impulsividad no es normal, es una enfermedad y qué está bueno que hablemos de eso abiertamente, porque es más cotidiano de lo que uno cree y nos atraviesa de alguna manera a todos y todas por igual. 

La serie además de ser una comedia, está escrita en clave de musical (y es absolutamente amable con los que no son fans del género). Cada canción escrita para la serie (2 o 3 por capítulo) componen un soundtrack que merece ser apreciado más allá de la serie. Se encuentra en Netflix o en cualquier página para ver series Online.



The Office

Esta serie tuvo su último episodio en el año 2013, y sin embargo, durante el 2020 compitió cabeza a cabeza durante todo el año, por ser la serie más vista en internet. La razón es muy simple, la comedia que ofrece The office, te da la alegría que cualquier contexto negativo necesita. 

A la versión que me refiero claramente, es a la adaptación estadounidense que, en un falso documental, cuenta la historia de un grupo de oficinistas que trabajan en una empresa de papel en Pensilvania. 

En esta serie no importa que no conozcas el mundo interno de una oficina, o no te identifiques de manera directa con alguno de los personajes,The office habla sobre la cotidianidad, sobre las rutinas que enfrenta cada persona en su trabajo, con sus amigos, parejas, pero desde un humor hace que te rías con ruido, algo difícil de lograr en una comedia últimamente. 

Si bien, para muchos tiene una compleja primera temporada, que hoy en día sería muy cuestionada, en cuanto a humor y evolución de cada personaje, sin duda es una serie que crece exponencialmente durante cada temporada, y que genera que todas las claves del humor que puede ofrecer te acerquen a la historia.

Comentario aparte, es la actuación de un muy joven Steve Carell, que para quienes amamos al actor, nos hace quererlo aún más. 

Se encuentra en Amazon prime video, o cualquier página para ver series online. 



Glee

A diferencia de Crazy ex Girlfriend, esta no es una serie que incluye canciones pero que es fácil de ver si no te gustan los musicales. Glee es una serie musical, la música y las interpretaciones de los personajes son el eje principal de toda la serie, y es el combo que estás optando al verla. 

Esta serie por un lado cuenta la historia de un colegio secundario, donde un profesor de español, Will Shuester, agrupa a estudiantes para formar un grupo de coro y competir con diferentes colegios del distrito escolar, pero además, principalmente relata una historia de inclusión. Teniendo en cuenta el contexto, no hubo tantas producciones tan masivas y populares que durante y desde el año 2009, puedan hablar sobre bullyng, jerarquías sociales y tóxicas en los colegios secundarios, discapacidad, racismo, transfobia, y un abanico interminable de temáticas LGTBIQ+ a lo largo de toda la serie. 

Si bien es cierto que hay cosas (no tan notables en la historia misma) que envejecieron mal, y que quizás ante la lupa de nuestros ojos hoy en día, deberían ser tratadas de otra manera, o al menos un poco más cuidadas o empáticas, sin duda Glee es una serie muy valiosa que reafirma en cada momento, cuán importante sos, siendo quién seas; Y solo por el hecho de que una serie haga que esa frase se convierta, de una frase vacía en el aforismo de un sobre de azúcar, a un estilo de vida, definitivamente vale la pena verla. 

Se encuentra en Netflix, Disney+ o en cualquier página para ver series online. 



Jane the Virgin.

Esta serie, si bien no tiene una clave de humor tan marcada en toda la historia, quizás sea la más divertida en cuanto a su narrativa. Jane the Virgin es una serie contada como una telenovela, cuenta la historia de Jane, una chica latina que vive en Miami, está comprometida con un policía, Michael Cordero, y vive con su madre y abuela. Jane es muy responsable y estructurada, y vive con los dogmas católicos que su abuela le impuso, entre ellos, el llegar virgen hasta el matrimonio. Un día, haciéndose un chequeo médico, su ginecóloga la insemina artificialmente, y queda embarazada de Rafael Solano, un millonario dueño del hotel donde trabaja Jane. 

Quizás lo más destacable de la historia, no sea solo lo bien logrado en que se mantiene la narrativa telenovelesca latina en donde se posiciona con altura la serie, sino el hecho de la naturalidad con la que se crean personajes sanos, sin una maldad evidente, que te hacen empatizar con cada uno de ellos, y contra todo pronóstico, la serie escapa de los estereotipos latinos que se pueden prejuzgar a simple vista, resaltando en su totalidad una historia agradable y cálida de ver. 

Se encuentra en Netflix o en cualquier página para ver series online. 

50MM Juego: 

Al igual que estas recomendaciones, todos y todas tenemos series preferidas, placeres culposos, o simplemente películas que nos hacen bien verlas. ¿Cuáles son las tuyas?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *