¿Por qué una película podría ser mejor que otra?

¿Por qué una película podría ser mejor que otra?

A mediados de 1941, un muy joven Orson Welles, luchando contra con la misma industria de la que de cierta manera se beneficiaba, estrena su primera película, sin saber que tendría un legado social tan fuerte, que aún en el 2021, nadie se cuestionaba que la mejor película (o una de las mejores) de la historia del cine es “El ciudadano Kane”, siendo reivindicada incluso por personas que ni siquiera vieron el film.
Por Facundo Tapia (@_facundotapia)
 
Nadie se cuestionaba digo, porque en Abril de este año, según la encuestadora “Rotten Tomatoes” que realiza rankings de películas en base a críticas que se encuentran en internet, determinó que la “El ciudadano Kane” quedó destronada del primer puesto como la “mejor película de la historia del cine”, por haber encontrado una crítica negativa que no habían tenido en cuenta, y quedó detrás de la también excelente película Paddington 2 (2017), la historia de un oso peruano, fan de la mermelada de naranja, que luego de ser despojada de sus tierras junto a sus tíos, decide viajar a Londres en busca de un explorador inglés y todas las aventuras que el viajero les relató a sus tíos acerca de la ciudad y la cultura británica.
Suena hasta quizás bizarro que “El ciudadano Kane”, la gran película de culto e hito de la historia cinematográfica, sea equiparada y superada por una historia de un oso con muchos modales, que erróneamente se considera una película infantil.
Pero es precisamente en estos casos en donde deberíamos preguntarnos, ¿por qué una película es mejor que la otra? Qué es lo que hace que la mermelada de naranja sea más (o menos) interesante que el famoso objeto llamado Rosebud, o el relato de un oso con buenos modales, intentando enseñarles a cocinar mermelada casera a un grupo de presidiarios, a la historia de ascenso y poder de un periodista con aspiraciones monopólicas?
La respuesta obvia, claro, es la subjetividad de cada persona que vea ambas películas.
Pero más allá de eso, hay mucho más que una película le puede ofrecer al espectador, más allá de la “calidad” de un guión o la interpretación de un actor o actriz, y es lo que te transmiten todas las historias, que es creo donde radica el hecho que si juntaran a cinco personas y les preguntaran cuál es su película favorita, probablemente dos responderían “Paddington 2”, otras dos “El ciudadano Kane” y otra “Avengers” (2012), por citar alguna más.
El hecho de que existan películas para ver en cine, y otras para ver en casa, o películas para ver solx, películas para ver un domingo o un sábado a la noche, en un avión, después de terminar una relación, para irse a dormir, etc. Es el hecho de que el cine nos transmita algo que estaba encriptado en la cabeza de quién por azar o búsqueda pensó la historia, y que tiempo después veremos en alguna pantalla.
“Cold war” (2018)
Quizás desde una visión más personal, recuerdo que hace unos años fui al BAMA a ver la película “Cold war” (2018) sin mucha expectativa, pero con el entusiasmo de un tráiler que me había gustado. Al terminar la película, caí en la conclusión de que me había gustado más el mismo trailer que la película en sí.
Sin embargo, estuve una semana recordando constantemente y sin ningún motivo específico, imagenes de la película, flashes constantes de una historia que creí que era pasatista en mi vida, o una película más que vi un martes a la tarde con dos o tres desconocidos, en un cine-cueva debajo del obelisco. Imágenes, que reconocía en la cotidianeidad de un contexto que poco tenía que ver con “Cold War” en sí, pero que por alguna razón que no percibía, aún se mantenían presentes. Porque cuando una película transmite algo, no importa que no te sea tan visible al principio, ese mensaje va a ser insistente en tu cabeza, ya que al igual que con Paddington 2, es tanto lo que transmite esa historia tan hermosa y reconfortante, que para muchas personas, será tan valorada o incluso más, que el respeto y aprobación general que tiene “El ciudadano Kane”.

 

RECOMENDACIÓN 50MM:
Aunque fueron mencionadas para ejemplificar un punto, “El ciudadano Kane” y “Paddington 1 y 2”, son tres excelentes películas que sin dudas, todo tipo de públicos pueden disfrutar de la misma manera. Pueden contarnos después, cuál les gustó más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *