¿Qué es una Manic Pixie Dream Girl?

¿Qué es una Manic Pixie Dream Girl?

 

Sobreabundan historias, películas, e incluso géneros cinematográficos donde una joven (la mayoría de sus veces mujer) muy extrovertida, alegre y con un romántico desapego hacia la vida, se encuentra con un estereotipo másculino, torturado, frío e incapaz de tener demostraciones públicas de afecto o simplemente sentimientos. Es así como se presenta la relación con una Manic Pixie Dream Girl, un personaje femenino mayoritariamente vacío, cuya única identidad que la presenta, es lo extrovertida y “payasesca” que puede ser, y que tomará como objetivo principal en la trama, salvar de sí mismo a su interés romántico.
Por Facundo Tapia (@_facundotapia)

 

Escena 1. Sara, una mujer hegemónicamente bella, se cruza con Nelson, un hombre frío y despiadado, obsesionado con su trabajo, que sufre un punto de quiebre, cuando es despedido y obligado a repensar toda su vida. Sara, decide a los cinco minutos de conocer a Nelson, proponerle que se vaya a vivir un mes entero con ella, para enseñarle a recuperar la pasión por vivir nuevamente. (Dulce noviembre – 2001).
Escena 1. Drew, un hombre que aparenta un gran éxito, despedido y sufriendo la pérdida de su padre, conoce a Claire, la azafata de un avión que ambos abordan. Al intercambiar una breve conversación por teléfono, Claire decide que puede ser la persona que cambie el rumbo de la vida de Drew y ayudarlo en su proceso de duelo. (Elizabethtown – 2005).
Escena 1. Un aero taxista terco y solitario, gana un ticket para abordar un crucero intergaláctico donde se presentará la famosa cantante de ópera “Diva”. Al encontrarse por accidente con Leeloo, una alienígena impredecible, le cambia la vida y la forma en que se siente en cuanto al amor. (El quinto elemento – 1997).
Son muchos los casos, y si bien en algunos, el desarrollo de la historia es mucho más complejo que la relación de dos personajes, se repite el mismo patrón de búsqueda hacía el protagonista masculino. El objetivo de la MPDG (manic pixie dream girl), es romantizar el camino de autodescubrimiento del protagonista, y para que este mismo pueda trazar todo el “camino del héroe”, es decir, lograr saber cúal es su destino, interactuar con un punto de redención en su propio carácter, y vencer el conflicto que le presenta la historia, es necesario que nuestra MPDG le adorne el camino con su locura e ingenuidad, para luego terminar la película con el héroe victorioso y ella festejando a un lado, sin que en ningún momento sepamos cuál fue su historia, y en qué influyó todo el recorrido del protagonista en su propio punto de inflexión como personaje.
Esta estereotipación, no es solo para personajes femeninos, si bien en la mayoría de los casos lo son, también existe los Manic Pixie Dreams Guys, que representan exactamente lo mismo, personajes varones vacíos de argumentación, que interfieren de una manera extravagante y poco convencional en la vida de su pareja o protagonista de la historia. Desde Brendan Fraser en “Buscando a Eva”, donde Adam, un joven que fue encerrado a finales de la guerra fría en un búnker subterráneo queriendo escapar de una supuesta guerra nuclear, al salir por primera vez a la superficie en la década del 2000, conoce a Eva, una mujer fría e insegura, que será transformada con la ingenuidad de Adam, hacia el “mundo moderno”; Hasta la historia de Jack y Rose en “Titanic”, donde el personaje de Dicaprio aventurero y extrovertido le enseña a vivir la vida a Rose, antes del accidente.
Quizás el punto más importante a tener en cuenta no sea la forma en que se caracteriza los roles femeninos, sino la forma sexista en la que se suelen concebir los mismos. El punto principal que hizo el crítico Nathan Rabin, inventor del término “Manic Pixie Dream Girl”, es “… criticar el sexismo cultural, para intentar que le fuese más difícil a los escritores masculinos disimular su condescendencia al proyectar fantasías masculinas de mujeres ideales como personajes realistas”.
Aunque muchas veces, se llegue a la conclusión de que un personaje femenino, simplemente por ser extravagante, o por salir del concepto básico de su rol en una película romántica, ya es una MPDG, habría que empezar a indagar en realidad la profundidad de las historias que conocemos, el desarrollo de sus personajes, y por qué de sus caminos junto a sus coprotagonistas masculinos, para no tener que estar exigiendo en el 2021 por ejemplo, que se cuente la historia de una superheroína como Black Widow, luego de una saga de Marvel de veintitrés películas. La MPDG no es un rol que una actriz acepta para crear una carrera desde su personalidad, sino la forma en que escritores pueden comercializar e idealizar concepciones personales y sociales sobre las mujeres.

 

Recomendación 50 MM:
La película “Ruby Sparks” de Jonathan Dayton y Valerie Faris, coquetea constantemente con la idea de las Manic Pixie Dream Girl, y si bien el personaje de Ruby, se puede considerar que pertenece más al estereotipo que criticarlo en sí, es un buen ejemplo para comprender quizás como es que se crean estas historias. A saber, Ruby Spacks, cuenta la historia de un escritor que sufre un gran bloqueo inspiratorio, y en consecuencia, se le materializa el personaje protagonista de la novela que no logra terminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *