La liga visita a Facundo Molares y exige su libertad

La liga visita a Facundo Morales y exige su libertad

Por: Liga por los DDHH (@ligaporlosddhh)

 

Ante la detención del ciudadano argentino Facundo Molares en el hogar de su padre por parte de la Policía Federal y los mensajes del Ministro de Seguridad Anibal Feranandez que afirma “Shoenfel, alias “Camilo el argentino” se encuentra acusado de actividades ilegales como ser “ser miembro activo de las FARC” nos vemos en la necesidad de aclarar lo siguiente:
 
Facundo Molares Shoenfel se incorporó a la militancia social y política desde muy joven; fue partícipe activo de las luchas de diciembre de 2001 que terminaron con el Menemismo; luego fue internacionalista en Colombia hasta que las FARC se disolvieron como organización político-militar en virtud de los Acuerdos de Paz de La Habana, firmados y vigentes; luego participó de diversos modos en el proceso boliviano donde cayó preso en ocasión del golpe de estado de Añez (realizado con la participación de Macri y su gobierno). Dado el peligro que corría su vida, no solo los organismos de derechos humanos sino el gobierno argentino realizaron gestiones para liberarlo y traerlo devuelta a su país donde reside legalmente.
 
El gobierno de Duque sabotea cotidianamente los acuerdos de paz, esta vez con la colaboración de InterPol y una parte del gobierno argentino. La extradición de Facundo a un país donde asesinan un firmante de la paz cada dos días sería una especie de condena de muerte que no vamos a convalidar ni permitir.
 
LA LIGA ESTÁ EXIGIENDO INGRESAR AL PENAL A VERLO. Se organizó una comitiva integrada por militantes populares, una de las cuales es médica de profesión, que ingresarán a la Unidad 14 del SPF en pocos minutos con las credenciales que avalan el trabajo de la LADH en materia de prevención de la tortura, otorgados por el Comité Contra la Tortura en su capítulo argentino.
 
 La criminalización de Facundo en territorio argentino es parte de una avanzada represiva sobre el conjunto del movimiento popular regional. No podemos evitar señalar la conexión que vemos con la extensión arbitraria de la condena a Carmen Villalba en Paraguay y la condena a César Arakaki y Daniel Ruiz también en Argentina, entre muchos otros casos de sorprendente injusticia. Sumamos a las preocupaciones ya presentes que la causa la tiene el tristemente célebre Guido Otranto quien fue cómplice en la desaparición de Santiago Maldonado al malversar y desviar la investigación.
 
La última palabra en todo el proceso la tiene el Poder Ejecutivo del Estado argentino. Libertad inmediata de Facundo Molares Shoenfel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *