The Marvelous Mrs Maisel: La importancia de un guión redondo.

The Marvelous Mrs Maisel: La importancia de un guión redondo.

¿Cómo hacer para juntar en una misma serie y de manera balanceada, a una mujer, con un talento nato para la comedia. Sus padres, un hombre recto, extremadamente conservador y a la vez comunista, y una mujer francesa, sumisa pero con un absoluto control sobre todo lo que la rodea. Su ex esposo, comediante fracasado, muy inteligente pero sumamente autodestructivo y probablemente la mitad de la fortuna de Jeff Bezos destinada a ambientar New York y París en los años 50´a la perfección? Hay que ver The Marvelous Mrs Maisel y averiguarlo.
Por: Facundo Tapia (@_facundotapia)
 
The Marvelous Mrs Maisel nos cuenta la historia de Miriam Maisel, una mujer neoyorkina, de familia judía-practicante, que vive en la década del 50´. Está casada con Joel, empresario e hijo de otro importante empresario textil. Ella vive y dedica todo su tiempo a ser una notable esposa y madre, ayudar a que Joel cumpla su sueño de ser un reconocido comediante de stand up y cumplir el rol que como mujer en aquella época, se espera que asuma, pero ya desde el primer episodio hay un punto de quiebre cuando por una frustración personal, Joel le confiesa que le es infiel con su secretaria, y a través de ese momento, el mundo de Miriam se parte en dos. Ya no es esposa y se da cuenta que no quería serlo, ya no es ama de casa y se da cuenta que también tenía opciones, sigue siendo madre, pero se da cuenta que no era lo que deseaba para su vida en ese momento, y por sobre todo, toma conciencia de que el cerebro y creatividad detrás del supuesto humor de su ex esposo, siempre fue ella.

Como en toda gran serie, la ambiciosa historia de Miriam Maisel, o Mrs Maisel, en cada temporada redobla la apuesta, y hace que los complejizamos personajes en sí mismos que la acompañan, le compitan el protagonismo constantemente.

 
La clave de esta serie está en su guión, es la forma en que los personajes son puestos en cada escena, haciendo progresivo y repartido el hilo de la historia. Porque si bien Mrs Maisel va a guiar la curva principal del relato, los episodios se reposan a cada momento en lo que sucede alrededor de Maisel, es decir, en los personajes que la acompañan.
Son tan importante los primeros shows de Míriam Maisel descubriéndose como comediante, como a la vez el camino de auto respeto que se genera Susie, su manager, como así también, las frustraciones con las que carga y proyecta Rose, su madre y el control excesivo que lleva en la vida de todos Abe, su padre, buscando una revolución intelectual y silenciosa, una contradicción con la que convive constantemente.
A cada momento los personajes se destronan el protagonismo del episodio contando su propia historia, para después ceder con una natural fluidez “la posta” de la trama, haciendo que cada episodio abra y cierre de manera tan redonda, que te preguntas porque un capítulo de 60 minutos pasó tan rápido, y la necesidad de ver el siguiente sea inevitable.
Quizás alguien pueda preguntarse ¿No es eso lo que debe tener un guión? ¿Es necesario celebrar que las ideas estén bien escritas? Absolutamente.
La mayoría de las veces los guiones están bien escritos, pero no siempre se relata de la mejor manera aquello que se quiere contar, y mucho menos, abundan historias que tengan un equilibrio tan irrompible y preciso como el que tiene cada episodio de Marvelous Mrs Maisel. Una historia que podría ser sin muchos cambios un drama de época, se aborda desde una comedia ácida y un ritmo de sitcom de los 90, sin caer ni una sola vez en el chiste fácil, al contrario, la comedia evoluciona a cada momento con la complejización de los personajes, y te aseguro, que como espectadores, crecemos a cada minuto con ellos.
Las primeras tres temporadas de The Marvelous Mrs Maisel se ven en Amazon Prime Video o en cualquier página amiga de series.

 

Recomendación 50MM:
Uno de los puntos más fuertes de The Marvelous Mrs Maisel es la increíble puesta de producción que tiene. Al ser una serie de época, la recreación de los espacios y vestuario son muy importantes, pero en esta serie son increíblemente precisos. Vas a encontrar una caracterización tan precisa, que en muchos momentos te vas a olvidar que es una ficción. Si viste la serie en un fin de semana, y no podes dejar de pensar en esas locaciones, definitivamente seguí por Mad Men.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *