Falleció Desmond Tutu, clérigo pacifista sudafricano e ícono por su lucha contra el apartheid.

Falleció Desmond Tutu, clérigo pacifista sudafricano e ícono por su lucha contra el apartheid.

A sus 90 años, muere el primer sudafricano negro en ser elegido y ordenado como arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo, ganador de varios premios a nivel internacional, entre ellos el Premio Nobel de la Paz en 1984 por su constante lucha contra el Apartheid.
Por: Carolina Rodriguez (@carola.defuego)

 

Desmond Tutu nació en 1931 en un gueto de población negra de la pequeña ciudad minera de Klerksdorp, al oeste de Johannesburgo. Profesor como su padre, decide junto a su esposa también maestra, abandonar la docencia por la constante discriminación que sufrían los alumnos negros en las escuelas.
Tras estudiar teología, a lo largo de su vida ocupó distintas responsabilidades en el seno de la Iglesia Anglicana, primero como obispo de Lesotho y de Johannesburgo y posteriormente como Arzobispo de Ciudad del Cabo, así como secretario general del Consejo de Iglesias de Sudáfrica, cargos desde los que siempre mantuvo una posición muy crítica con el apartheid, llamando a acciones de lucha no violenta y desobediencia civil.

 

 

¿Qué fue el Apartheid y en qué consistió la lucha de Desmond Tutu?
 
Creado en 1948 y hasta 1992, tuvo vigencia en Sudáfrica y Namibia un sistema de segregación racial como política de Estado conocido como Apartheid, que se abocaba a clasificar a las personas por apariencia, aceptación social o ascendecia, con la filanidad de que personas de origen racial diferente no conviviesen.
Supuso la creación de un registro de población en el que se anotaba la raza de cada persona, y se las separaba según: blancos, asiáticos, mestizos, bantúes o negros, poniendo en primacía de la piramide a la raza blanca. La clasificación implicaba una vulneración de derechos para la población negra y privilegios para los blancos. Su legislación prohibía el matrimonio, adulterio, los intentos de adulterios y los actos sexuales entre blancos y personas de otras razas, prohibía votar a los negros, prohibía el comunismo, etc.
Bajo este paradigma fue que Tutu, se dedicó a dar conferencias denunciando la precariedad de la situación de los sudafricanos y los riesgos de la situación desigual que vivía el continente en general en épocas donde todavía África era un continente colonizado por varios países europeos. En su cargo de obispo y vicedirector del fondo teológico de educación del Consejo Mundial de Iglesias, ayudó a la transición democrática de su país, generando un íntimo vínculo con el posterior presidente electo Nelson Mandela, figura clave en la secesión del Apartheid sudafricano.
“Si eres neutral en situaciones de injusticia es que has elegido el lado opresor”
Una de las frases más célebres del clérigo director de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, hace alusión a varias de sus acciones. Además de su constante lucha contra el Apartheid y su perseverante incitación a la reconciliación entre los los grupos implicados en este, también se destacó por realizar ininterrumpidas denuncias hacia el gobierno blanco minoritario por sus políticas racistas, violentas y terroristas.
A su vez, se involucró de manera activa contra la epidemia del VIH, siendo “una poderosa voz en el combate contra el sida, al oponerse al negacionismo de la enferdad, pedir acceso igualitario a los tratamientos y abogar contra la discriminación de las personas que viven con VIH. Su trabajo cambió los paradigmas globales.” señaló el comunicado que lanzó la ONUSIDA.
En tiempos de mucha división, señalamiento y clasificación, es necesario que recordemos a personas como Desmond Tutu, quien abogó constantemente por un mundo donde la exclusión no fuese un factor determinante en la vida de los seres humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *